menú player
logo player agencia

Y cuando por fin decidió jugársela desde fuera de la línea
de tres puntos y lanzar, no le importó la presión,
ni estar en el campo de su mayor rival.
No le importaron los abucheos ni la posibilidad de fracasar.
Su propósito, estaba claro,
dejar una huella que lo cambiaría todo.